OSTEOPATÍA

 

La Osteopatía consiste en diagnosticar y tratar las disfunciones de movilidad de los tejidos del cuerpo, que provocan trastornos y perturban el estado de salud del organismo.
La medicina osteopática pretende restablecer los equilibrios perturbados en todos los niveles funcionales del cuerpo humano. Se sitúa en el contexto de la prevención y de la conservación de la salud. Basada en la anatomía y la fisiología del cuerpo. Es una terapia únicamente manual. A lo largo de los años ha demostrado su eficacia ampliamente.

La Osteopatía trata principalmente las patologías musculoesqueléticas más frecuentes que se dan en las consultas de atención primaria y en las urgencias hospitalarias: Lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, esguinces cervicales y de tobillo, dolores de hombro, tendinitis, artritis y en definitiva aquellas afectaciones osteomusculares habituales. También es muy eficaz en casos específicos de migrañas, vértigos, otitis, problemas circulatorios, digestivos, endocrinos, ginecológicos, urológicos, neurológicos, traumatológicos, etc. Existen tres tratamientos en Osteopatía:

  • Estructural, que se dirige especialmente a los trastornos de las estructuras óseas, musculares y articulares.
  • Visceral, que se interesa por los órganos como el hígado, el riñón, el estómago…
  • Craneal, que insiste en la noción de movilidad de los huesos del cráneo y se dirige al desarrollo del recién nacido, del niño, así como a los trastornos funcionales del adulto.

En Junterones, consideramos que la Osteopatía otorga a nuestros terapeutas un entendimiento más profundo de las lesiones y les proporciona importantísimas herramientas adicionales tanto a la hora de realizar diagnósticos como de aplicar tratamientos. Por esta razón,  nuestros fisioterapeutas son osteópatas titulados. 

      ¿Necesitas más información?

      OTROS TRATAMIENTOS