Nuestro sistema nervioso está formado por neuronas, unas células que se conectan entre sí y que intercambian mensajes entre ellas en forma de impulsos nerviosos por todo el cerebro. El óptimo funcionamiento de estas conexiones neuronales es vital para tener una buena salud y calidad de vida.

De estas conexiones depende todo nuestro cuerpo, nuestros músculos, tendones, ligamentos, huesos y vísceras. Todos ellos son controlados por el sistema nervioso, de ahí la importancia que tiene solucionar la patología desde la base.

Cuando nuestro sistema nervioso se encuentra en desequilibrio, nuestro cuerpo, como defensa, intenta compensar este desequilibrio obligando a otras estructuras a un esfuerzo repetido. A la larga, estos sobreesfuerzos dañan las estructuras, estas se resienten y el problema empeora.

El dolor a nivel sensorial provoca sensaciones diferentes. Localizarlo en un punto en concreto es más complicado y se pueden experimentar también hormigueo, quemazón, pinchazos, hiperalgesia (aumento de dolor ante un estímulo) o alodinia (cuando el dolor aparece con estímulos no dolorosos, como por ejemplo el roce de las sábanas).

En la clínica Junterones disponemos de los últimos avances en fisioterapia deportiva y traumatológica, como la neuromodulación percutánea.

La neuromodulación es una técnica rápida, segura, prácticamente indolora y sin efectos secundarios, con la cual los fisioterapeutas somos capaces de intervenir en el funcionamiento del sistema nervioso periférico y central.

Esta técnica consiste en aplicar estimulación nerviosa mediante la inserción de agujas en zonas específicas del cuerpo (tronco y extremidades), siguiendo los trayectos nerviosos y aplicando una corriente eléctrica de baja frecuencia e intensidad, con el objetivo de aumentar o disminuir la excitabilidad de las neuronas, reiniciando el impulso nervioso y estimulando las fibras oferentes gruesas (fibras sensitivas) para garantizar un buen funcionamiento neuromuscular. En definitiva, lo que se consigue es reducir el dolor y mejorar el control neuromotriz, es decir, la movilidad de los músculos.

La corriente eléctrica puede ser transmitida a los nervios de forma transcutánea (estimulación nerviosa eléctrica transcutánea: TENS), percutánea con un electrodo temporal (estimulación nerviosa eléctrica percutánea: PENS), y con la ayuda de electrodos implantados quirúrgicamente o percutáneamete (PNS).

Esta técnica, útil y efectiva sirve para tratar cualquier patología o lesión muscular o esquelética. Entre las principales patologías se encuentran las relacionadas con la columna vertebral, las hernias discales, cervicobraquialgias (dolor que va desde la zona cervical hasta el brazo) y ciáticas, inestabilidades articulares, atrapamientos nerviosos, roturas musculares y tendinopatías. En términos generales, el tratamiento de neuromodulación está indicado para todo tipo de problemas neuromusculares y de contracturas.

Los objetivos principales de la neuromodulación son primero y, sobre todo, disminuir el dolor y mejorar la función neuromuscular, el control motor y los patrones de reclutamiento muscular; y, en segundo lugar, restablecer la función del sistema nervioso a nivel periférico, central, somático, sensorial, motor, autonómico, vascular, glandular y visceral.

Dependiendo de la patología a tratar, en la clínica Junterones personalizamos el tratamiento a cada paciente y le ofrecemos un trato individualizado. Para ello, previamente realizamos un estudio detallado para asegurarnos de las deficiencias o necesidades en cada caso.

La aplicación de las agujas es local y segura, se aplican directamente sobre la zona cercana al nervio o al músculo, y sin riesgos gracias a la ecografía previa. Es imprescindible por seguridad y efectividad que esta técnica se realice ecoguiada, es decir, con un ecógrafo de alta gama para obtener unos resultados óptimos. Así, mediante una ecografía se localiza el nervio lesionado que provoca el dolor para poder garantizar la máxima precisión con las agujas en la zona a tratar. El éxito del tratamiento pasa por una buena localización del nervio.

La neuromodulación es una técnica eficaz para el alivio rápido del dolor y para mejorar el dolor crónico. Se puede realizar a todo tipo de personas y, en la mayoría de los casos, los pacientes experimentan una notable mejoría de manera inmediata, además de reducir o eliminar el uso de medicamentos tomados para paliar el dolor. Suele ser habitual que, tras la terapia de neuromodulación, los pacientes sean capaces de realizar muchas más tareas de las que realizaban antes; actividades por ejemplo como caminatas largas o viajar con normalidad.

La neuromodulación es perfectamente compatible con otras técnicas de fisioterapia como pueden ser la punción seca y la electrólisis percutánea.

Abrir chat
Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by